You turned your back on tomorrow, cause you forgot yesterday.

martes, 21 de agosto de 2012

Reina (Pa)Cotilla


Son las 6 de la mañana y mi ordenador hecha humo por la ingesta cantidad de capítulos que ha dedicado a cargar durante esta noche. Junto a todo esto, el oxígeno de mi habitación se va consumiendo debido a que el ventilador de este maldito cacharro cada vez funciona mejor y el camión de la basura me obliga a subir el volumen de mi preciada serie, Gossip Girl. Sí, repito, son las 6 de la mañana y he visto demasiados capítulos seguidos de Gossip Girl ya que no tengo nada mejor que hacer, y será el único momento en el que admita que veo este tipo de cosas.

Analizando un poco este tipo de series, las cuales tienen una audiencia con la que sueñan los productores de todo el mundo, encontramos: Familias de clase alta, donde el dinero desborda y el estudiar es innecesario, mujeres con piernas igual de altas que aquí la servidora, hombres de revista, y los cuales cuentan casualmente con una atrayente y adictiva personalidad, y una vida cotidiana con la que es imposible aburrirse.

Siempre he criticado al tipo de gente que ve estas cosas y que además lo proclama a los cuatro vientos intendando ser una copia al más puro estilo ibérico (de hecho seguiré haciéndolo). Por ello haré un par de pequeñas y entretenidas comparaciones, dadas las horas que son: Ellos suben al Empire State Building, vosotros, en todo caso, a las torres Klio. Ellos tienen la web de "Gossip Girl" y vosotros teneis el Tuenti y hace unos añitos, nuestro querido aunque olvidado Fotolog. Con todo esto, no tengo nada más que añadir. ¡Ah si! Que una pena que algunas personas que conozco se estén transformando en algo tan fantasmal.

PD: Reconozco que yo también pasé esa época e incluso reduje mi nombre hasta la primera letra del mismo, y de hecho, la serie me entretiene, pero PORFAVOR, con moderación. O seguiré entreteniéndome con vuestros "ingeniosos" comentarios. Buenos días.